Search
  • yuval84

Sobre que hablamos cuando

Updated: Nov 15

A medida que pasan los años se hace cada vez más difícil hacer un tekes diferente sobre el asesinato de Rabin. Después de todo, que se puede renovar a cada año.? Es por esto que decidimos compartir con ustedes un debate que se viene manteniendo en las Kvutzot shant de Habonim Dror en los últimos años en el Semianr Rabin que se realiza en esta fecha.


Durante todos estos años el aniversario de recordación del asesinato de Rabin fue tomando formas, significados y objetivos diferentes. En los inicios y aniversarios más cercanos al asesinato, los tkasim en la plaza donde Rabin fue asesinado, se basaban en la defensa y la lucha por la continuidad del proceso que el líder había comenzado. El objetivo principal de las afganot era traer a la mesa de dialogo, a la opinión publica, la necesidad de un acuerdo de PAZ con los palestinos y la continuidad de los acuerdos de Oslo. Los primeros años fueron caracterizados por esto, una continuidad en la lucha por lo que se pedía aquella noche trágica en esa misma plaza. El discurso en defensa de la democracia y la lucha contra la incitación a la violencia estaban presentes, pero no dejaban de lado el bies ideológico de la protesta.


Con el paso del tiempo y la pérdida del poder político del partido Avoda, el tekes comenzó a tomar nuevos matices. Los años posteriores se vieron caracterizados por tkasim que recordaban la memoria y el personaje de Itzjak Rabin. Su vida, sus logros, sus discursos eran recordados como un deseo que ya no volvería. Itzjak Rabin paso a estar en el centro, dejando un poco de lado la lucha política por la ideología que el llevaba delante. Este proceso llevo a muchos de nosotros a conocer a la persona al mismo tiempo que al político y a desarrollar una melancolía por algo que nunca volvería.


Pasados los años, y con la maduración de la sociedad israelí, incluso con el cambio generacional, los tkasim pasaron a ser espacios de defensa de la democracia. Un espacio, un día al año para hablar de tolerancia, para hablar de democracia y de respeto a las ideologías de los demás. Rabin, y su asesinato, se trasformaron en un símbolo del lugar a donde la sociedad israelí no quiere volver a llegar. El tekes se transformó en un espacio inclusivo trayendo a sus filas miembros de la derecha y jóvenes de la tnua Benei Hakiva o Betar por ejemplo. Ya no se trata de política o de solución al conflicto árabe-israelí ni mucho menos de la PAZ. Se trata de la sociedad israelí y el dialogo interno que ella tiene o debería tener. Esto es tan así que en los últimos años se ha desarrollado una costumbre donde la mayoría de las tnuot noar israelíes llegan a la plaza antes del tekes y realizan mesas redondas para hablar sobre el tema, debatir y escuchar ideas diferentes. Los jóvenes se juntan en la plaza para decir no al odio entre judíos y para defender la democracia. Al mismo tiempo que en el escenario se pueden ver políticos de la derecha israelí hablando sobre Rabin y democracia.


Entonces cabe aquí la pregunta, que ha pasado y donde hemos perdido el espacio por la lucha ideológica por la cual Rabin luchaba y por la cual miles de personas se juntaron aquella fatídica noche en que Rabin fue asesinado? La pregunta es muy simple, es la pregunta que preguntamos en shant y les preguntamos hoy a uds, si el tekes de Rabin tiene que ser un espacio ideológico de lucha por alcanzar una solución al conflicto con nuestros vecinos palestinos, un espacio donde no nos avergoncemos de decir la palabra paz incluso si esto significa dejar afuera del mismo a quien no piensa de esta manera. O tiene que ser un tekes sobre la democracia y sobre la importancia de la unión comunitaria y el respeto por las ideologías ajenas? Esta es una gran pregunta que todos los que organizan tkasim de Rabin en Israel y en la diáspora tienen que preguntarse. Porque su respuesta va a definir la


lucha que estamos luchando. ¿Es posible unir las dos cosas?


El dilema se hace más fuerte cuando vemos el momento que atravesamos:

Este año, más que en los últimos años, la sociedad israelí se ve empapada por un discurso de odio muy fuerte. El coronavirus, la crisis política y la crisis económica, que en un principio apelaron a la fraternidad, hoy están generando choques entre diversos grupos sociales. Derecha, izquierda, bibi, no bibi, laicos, jaredim…. Estos grupos se están enfrentando y el odio está en las calles de Israel. Las protestas contra el primer ministro que llevan más de 6 meses, llevan a parte de la derecha extrema a atacar físicamente a los protestantes. Ya se han visto carteles de “izquierdista bueno es un izquierdista muerto”. Incitación a la violencia que no sabemos cómo terminara y que, por supuesto, el primer ministro Netanyahu no se encarga de condenar o frenar, sino todo lo contrario. Esto no nos asombra porque es el mismo Bibi Netanyahu que fue parte de la incitación a la violencia que llevó al asesinato de Rabin y es el mismo que nunca hiso un meaculpa.


Al mismo tiempo no hay ningún avance en acuerdos de paz con los palestinos. No existe ningún proceso de dialogo o de proyecto de dialogo. Las ciudades del sur del país viven y conviven constantemente con misiles sobre sus casas. Una generación entera de niños nacidos durante los gobiernos de Netanyahu que crecen con miedo, con trauma y con una ayuda psicológica del estado que nunca es suficiente. Al mismo tiempo se dan atentados terroristas que se producen esporádicamente. Sin hablar que la imagen de Israel en el mundo decae constantemente en los países progresistas y recibe apoyo de muchas derechas extremistas del mundo.


Es aquí que cabe la pregunta, sobre que queremos hablar cuando hablamos de Rabin y que camino elegimos para cada momento. Esto va a determinar quién va a querer participar de nuestros tkazim. La pregunta se reduce a cuál es nuestro principal desafío hoy y para que queremos utilizar la oportunidad que nos brinda un aniversario del asesinato de Itzjak Rabin. Esa tarea se la dejamos a ustedes en la diáspora, a la Tnua y sus líderes que son los encargados de planear y dar contenido a los tkazim.


Muchas gracias


Made – Directora de desarrollo de contenidos de Habonim Dror Olami


78 views